Invitadas

Actividades, exposiciones y propuestas

volver
Mapi Rivera. Grafias de Luz
Huesca

Mapi Rivera. Grafias de Luz

CDAN. Centro de Arte y Naturaleza

Imagen: Mapi Rivera, Heliosis de solsticio de invierno V, 2011

Colección en Contexto

El CDAN dedica un espacio a la exposición de obras de la colección del museo. El objetivo es presentar los trabajos junto a otras piezas o material documental para comprender mejor la génesis de su creación o las metodologías de trabajo utilizadas, y, de esa forma, situarlas en relación a otras imágenes generando nuevos significados entre arte y pensamiento.

En el nuevo Caso de Estudio del CDAN se exponen parte de los trabajos contextualizados y ejecutados por la artista oscense Mapi Rivera en su serie Heliosisde 2011. Las imágenes que se muestran están tomadas en los entornos naturales de Llanos del Hospital de Benasque (Huesca) y la Cala de Sanitja (Menorca) e incorporan un tratamiento de postproducción. En ellas, aparece una mujer ‘levitando’ y, gracias al retoque digital, Rivera ha podido “dibujar con luz” incorporando gráficamente halos y emanaciones de luz.

En total, seis fotografías, nueve bocetos y dibujos (grafías) preparatorios, un texto explicativo y varios catálogos de otros proyectos de la artista. A sus obras Heliosis del Solsticio Invierno V (Llanos del Hospital de Benasque) y Heliosis del Solsticio Verano VIII (Cala de Sanitja, Menorca) se suman los bocetos extraídos de los diarios de trabajo que Rivera ha realizado durante 20 años.

Notas de la artista

Obertura
Las grafías solares, heliogramas, que presento en esta exposición surgen a partir de una vivencia interior a la vez que de una experiencia de profunda común-unión con la naturaleza de la luz. La luz de Helios (Él-yo), a la que hago referencia, alude tanto a la luz interna del corazón como a la luz exterior y solar. Al mismo tiempo, remite a una Luz que las trasciende a ambas, una Luz cósmica, original, misteriosa y mediadora, una Luz numinosa. La vía de lo creativo, ha resultado ser para muchos artistas, así como para mí misma, una vía de aproximación a lo sagrado, entendido como aquella naturaleza preservada, todavía no profanada. Es durante esas caminatas en la naturaleza y durante estas andaduras internas por la senda de la inspiración cuando me siento libre. Y es esta libertad abrumadora que hace temblar todo mi ser, la que derrumba al instante extrañezas y pesares, dejando espacio sólo para el amor y la creación. La alegría que me invade en estos momentos de reencuentro con mi ser más esencial, deja rastros incontenibles, grafías de luz que toman forma de imágenes o poemas. Pero, sobre todo, huellas indelebles, certezas inexplicables en el fondo de mi corazón (…)

La oración del Heliotropo
Cuenta el mito griego que Clitia, enamorada de Hélios y deseándolo para ella sola, delató sus amores con la mortal Leucotoe. Como castigo ésta fue enterrada viva por su padre, encerrada en su sombra y perdiendo todo contacto con la luz solar. Hélios sólo pudo transformar a Leucotoe en árbol de incienso, ya que un ser humano jamás debía enomararse o dejarse enamorar por un dios. Clitia, repudiada eternamente por Hélios y consumida por el abandono, se transformó en heliotropo o girasol, la flor que muestra siempre su cara al sol, como prueba de su admiración. Sólo un impulso intenso de amor pudo provocar una metamorfosis como la que experimentó Clitia. El amor es la fuerza capaz de operar la transformación total del ser humano mediante un giro, un cambio de orientación, una “conversión” (…)

El paisaje y el pasaje visionarios
Quien, herido de amor como heliotropo, decida iniciar el camino de ascenso hacia Hélios, deberá purificar su ser, abandonar lo familiar, desprendiéndose de todo lo conocido, para poder volverse libre y liviano. Se trata de una fase de arranque del viaje nada fácil, pues las inercias y los hábitos llevan tiempo motivando nuestros actos. Teresa de Ávila decía que esa fase del camino era como regar el jardín del alma sacando el agua del pozo con las propias manos. Es un inicio minucioso del viaje hacia el Misterio, durante el que se avanza muy lentamente (…)

La heliosis: Una Gozología
La palabra heliosis significa “insolación”, es decir, patología provocada por un exceso de exposición solar. Pero el sentido que adquiere en este proyecto, va más allá de la afectación física, para referirse a ella como un pathos metafísico. Los síntomas de este pathos, de esta pasión luminosa, son el gozo, la exaltación y la alegría radiante. El sufrimiento sería pues la antítesis de esta patología gozosa, de esta “gozología”. La radiación luminosa de Helios no afectaría únicamente a la superficie dérmica, sino que, penetrando hasta el fondo del ser, comunicaría con nuestra esencia luminosa. En las cumbres del paisaje visionario, el viajero enamorado, sintiéndose próximo al Sol, se reconoce iluminado. Sus sentidos se exacerban como dotados de una nueva sensibilidad y la percepción auditiva y visionaria traspasa sus posibilidades ordinarias, ampliándose para capturar una nueva realidad (…)

WEBwww.cdan.es
SOCIALinstagram
 twitter
 facebook
 YouTube

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.
Siempre podrás revocar tu consentimiento y obtener más información aquí.